• Los procesos judiciales son caros y usted podría esperar mucho tiempo hasta que se produjera una decisión judicial. Primero siempre intentamos resolver la cuestión fuera de los tribunales y solo consideramos recurrir a procesos judiciales si esto falla. Esto no solo supone un ahorro de dinero sino que, además, habitualmente usted recibirá su dinero antes y podrá mantener una buena relación con los clientes.

  • Las agencias de cobros suelen tener más éxito porque el cobro de deudas es su actividad principal. Contamos con conocimientos, recursos humanos y tecnologías especializados. Sin embargo, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas ponen a cargo de la gestión de cobros a contables o comerciales. Esto supone una responsabilidad adicional en la carga laboral del empleado y está muy abajo en su lista de prioridades. El resultado puede ser un nivel bajo de cobros o incluso un incremento de la cantidad de deudas de mala calidad. Por lo que recomendamos firmemente utilizar una agencia de cobros especializada. Permita que sus empleados se concentren en su actividad principal. Y lo que es más: usted conseguirá más liquidez minimizando los impagos.